miércoles, 26 de mayo de 2010

Cómo se fabrica un piolet


En concreto, cómo se fabrica la parte más técnica del mismo: la cruz o cabeza del piolet.


El material. Aunque últimamente se fabrican algunos modelos hiperligeros con la cruz de aluminio o titanio, el material tradicional y más comunmente empleado es el acero, esto es, hierro aleado con carbono y trazas de otros metales como níquel, cromo, molibdeno... Se trata de encontrar la mejor composición que garantice dureza y resistencia a tracción incluso en condiciones de bajas temperatura.


Dos son las tecnología para fabricarlo:

1. El forjado. Se golpea el acero al rojo contra el yunque y poco a poco se le va dando la forma deseada . El clásico trabajo del artesano herrero de toda la vida. Es el mejor procedimiento porque por una lado permite diseños más funcionales con distinto grosor según la zona y además alinea las estructuras internas del acero en la misma dirección mejorando la resistencia del pico. El resultado final tras pulir la pieza puede llegar a ser muy bonito, de una gran plasticidad.

Abajo, un modelo de piolet moderno con la cabeza forjada de una sola pieza.


2. El mecanizado o laminado. Consiste en troquelar la forma de la cruz de piolet de una lámina de acero. El espesor de la pieza resultante es constante, el mismo que la lámina de acero del que proviene. Para hacer la pala de la cruz a veces se torsiona la lámina y otras veces se suelda una pieza aparte. Para mejorar la dureza la pieza final suele templarse (calentarla a elevada temperatura y luego enfriarla bruscamente).

El procedimiento general es mucho más barato que el forjado, pero genera cabezas de piolets de menor calidad con mucha menos resistencia y dureza.

Abajo, un ligero piolet de cabeza laminada, con la pala soldada.



Respecto a los mangos, el material inicial era la madera de fresno o pino. A veces también se empleaba el roble. El último grito en mangos de madera de piolets era el bambú, ligero y muy resistente.

Más adelante, en la década de los 70 ya se fabricaron de metal, al principio de acero, y últimamente de aluminio o incluso titanio.



Veamos las distintas fases del forjado de un curioso piolet japonés: el modelo "Hasegawa" de la marca Futamura.

Se parte de una pieza cilíndrica de acero...

La forja en donde se calienta la pieza hasta unos 1.000 grados

Comienza el trabajo con el martillo y el yunque

Ya va tomando forma...

Para hacer la pala, se emplea un martillo hidraúlico más potente

Se hace el agujero de la cruz

Esto ya se parece a la cabeza de un piolet

Tras el conveniente limado y pulido final de la cabeza y la colocación del mango de madera y el regatón, el orgulloso artesano herrero nos muestra el precioso resultado

Un detalle de la delicada terminación.

Este es Tsuneo Hasegawa, ascendiendo la norte de los Grandes Jorasses, con un ejemplar del piolet Futamura que ayudó a diseñar.



Abajo, las distintas fases por las que pasa una pieza de acero antes de convertirse, esta vez, en un precioso piolet Willinsch, de Tasch, Suiza.


Los últimos retoques antes del pulido

El resultado final


1 comentario:

Anónimo dijo...

Tienes un montón de visitas con diferentes banderitas!!!
Ninguna de Japón...todavía...
J.