miércoles, 29 de junio de 2011

El piolet de Andrew Irvine


En junio de 1.924, Andrew "Sandy" Irvine (1.902-1924) acompañó a George Mallory en su intento para coronar la cima del Everest por primera vez. Todavía hoy no hay seguridad acerca de si lo consiguieron o no, eso sería materia de otro post. Lo que está fuera de dudas es de la trascendencia que tuvo el joven Irvine en dicha ascensión y desde luego del piolet que llevaba aquel día.

Se distinguen las 3 marcas con que Irvine marcaba todo su material de montaña

(haced clic encima para ver más gande)


Así como Mallory tenía 38 años, Irvine tan solo tenía 21 años cuando fue seleccionado para la expedición. Era un joven inglés que estudiaba ingeniería en Oxford. Un mozo alto, robusto, gran deportista y audaz. Formaba parte del equipo de remo que sorprendentemente batió por fín a Cambridge el año 23. Andaba en moto por la montaña, esquiaba... Destacaba especialmente por su particular habilidad con los objetos mecánicos. Igual arreglaba una lámpara de gas, que sugería a la Oficina de Guerra británica una mejora para incluir un nuevo gatillo-interruptor de su invención, para que las ametralladoras de los aviones de la primera guerra mundial pudieran disparar sincronizados con las palas de la hélice. ¡Eso antes de cumplir los 20!.


Resultó especialmente útil para la expedición de Mallory por su especial conocimiento de los sistemas de oxígeno, que él mismo mejoró para adaptarlos a las ascensión de un ochomil. Y fue quizá por eso, aún a pesar de su muy limitada experiencia alpinística, por lo que fue elegido por Mallory para que le acompañara en su intento de hacer cumbre, en lugar de la que parecía la elección natural: Noel Odell, de mayor edad y mucho más experimentado en la montaña.

Desde luego su corta vida fue intensa y apasionada. Además de sus éxitos en Oxford y sus azañas montañeras, le dio tiempo a una agitada vida afectiva, en ocasiones rayando lo escandaloso para la época, al desvelar sin tapujos sus relaciones con la madrastra de su mejor amigo.


Resulta que en 1.933 el aspinista Percy Wyn-James, miembro de la expedición de Hugh Rutledge, encontró un piolet en la arista noreste del Everest, a 8.460 metros. Había evidencias suficientes para poder afirmar sin duda que se trataba del que llevaba Irvine el día de su última ascensión.


El hallazgo fue de gran trascendencia pues permitió situar el área de búsqueda de los cuerpos. De hecho, en 1.999 fueron encontrados los restos de Mallory 300 metros más abajo, prácticamente en la vertical del lugar en donde se halló el piolet.

El piolet estaba justo antes del primero de los tres escalones de la arista cimera. Considerando que Odell les observaba desde el campo VI, y les vio superar uno de los escalones, ello significa que cuando sucedió el accidente iban ya de bajada. Otras evidencias corroboran esta hipótesis. Todavía iban encordados en la caída, quedando el piolet de Irvine en lo alto de la arista, y el cuerpo de Mallory 300m más abajo, con fracturas en pierna dcha y lesiones en su cintura provocadas por el brusco tirón de la cuerda.

La cara norte del Everes, vista desde el Tibet


El famoso piolet es un Willisch, fabricado a principios de los 20 en Tasch, junto a Zermatt, en el cantón suizo del Valais. Este modelo fue diseñado y elaborado por el guía de montaña-herrero Josef "Jos" Willisch, el primero de una generación de afamados herreros locales. Toda la expedición de Mallory llevaba piolets de esta marca.

Arriba: Joseph Willisch, y abajo: el actual taller de manufacturas mecánicas de los Willisch en Tasch

El Willisch es un fino piolet de pico recto, algo largo, sin dentar y en ángulo recto con el mango, como los de la época. Tiene ya detalles modernos, como el delicado acabado de la cabeza, la forma en que ésta se sujeta al mango, con tres remaches pasantes y la forma del regatón. Vienen a medir 90-100cm y pesan unos 900 gramos.

Abajo pongo fotos de un ejemplar del mismo modelo que el que llevaba Irvine. Bonito piolet.


No hay comentarios: